domingo, 30 de noviembre de 2014

La leyenda de la noche del día de los muertos

Cuenta una leyenda contemporánea de Puebla que había un muchacho llamado Luis, el cual compro una casa en un vecindario tranquilo, los vecinos le dijeron que en esa propiedad espantaban, que no comprara la casa, pero el joven no los escuchó. Paso bastante tiempo hasta que al final llegó el día de los muertos, Luis paso todo ese día tranquilo en su nueva casa, pero en la noche escuchó que golpeaban la puerta, el fue a ver por la ventana quien era, pero lo que vio lo espantó, eran fantasmas, de niños y de adultos, le golpeaban la puerta y las ventas. Entonces Luis se dio cuenta de que no había dejado ofrenda, entonces se preocupó, juró dejar el doble de ofrendas al año siguiente y entonces los fantasmas se fueron, pero antes de irse uno de ellos se volteó, lo miro fijo a los ojos y lo saludó con un gesto de manos, indicando que al año siguiente volverían por lo que el prometió.

No hay comentarios:

Publicar un comentario