lunes, 30 de septiembre de 2013

Las chicas del panteón

 Un día un grupo de amigos decidieron ir al panteón a visitar a un familiar de uno de ellos, cuando llegaron comenzaron a tomar en la tumba del familiar, al poco tiempo dos chicas caminaban por el lugar y los chicos las invitaron a tomar. Las chicas accedieron y todos comenzaron a platicar y tomar.
Después de poco tiempo una de las chicas menciono que deseaba ir a un lugar con agua, los chicos dijeron que podían ir a la playa pero que estaba muy lejos, la otra chica dijo que deberían ir a la presa, porque estaba más cerca, y así fue, todos comenzaron el camino en auto a la persa, pero en el camino uno de los chicos pidió que lo llevaran a su casa y entonces solamente quedaron dos chicos y las dos chicas. Camino a la presa el conductor pidió una cerv. y una de las chicas le entrego una pero no sin antes tomarle, después se la entregó al conductor, el al tomarle noto que estaba caliente y la arrojo por la ventana y volvió a pedir otra, esta vez se dio cuenta que no estaba caliente. Después de terminar con la cerv. volvió a pedir otra y la chica volvió a tomar de ella y cuando la entrego ya estaba caliente, el conductor la arrojo por la ventana y pidió otra, al hacerlo noto que la chica no había tomado y la cerv. estaba fría, el amablemente le ofreció de la cerv. y ella acepto, al regresársela noto que estaba caliente la cerveza por lo que comenzó a sentir miedo, de pronto volteo a ver al otro chico y ya estaba completamente borra, entonces él dijo que ya no podía continuar que se sentía muy cansado, las chicas pidieron que las dejara en el mismo panteón y él lo hizo. Al día siguiente el conto lo sucedido y nadie creía, por lo que fueron a buscar a las chicas al panteón, hay encontraron sus tumbas y al peguntar a los guardias descubrieron que ellas habían muerto en una carretera rumbo a la presa cuando conducían borrachas.

viernes, 6 de septiembre de 2013

La leyenda de la costilla del diablo

Cuenta una leyenda que el diablo se iba a llevar a su casa una piedra; después de que la hubo atado con mecates, trató de arrancarla del suelo de lava Volcánica donde estaba, pero fue tanto su esfuerzo que dejó marcadas las costillas, y al no poder cargarla antes de que el gallo cantara, la abandonó.

Otra leyenda asegura que existen túneles que van desde el Colegio Jesuita hasta distintas haciendas y parroquias de la periferia; Asimismo, se habla de una campana encantada; al respecto, cuentan que cuando fueron colocadas las campanas en la torre grande, en 1762, una de ellas cayó y se hundió en el suelo, quedando allí encantada. En 1914, cuando llegaron al pueblo los carrancistas, se dice que trataron de sacarla pero que fue inútil, ya que entre más escarbaban, aquella más se hundía.

 Se habla también de que en los cerros hacen sus sesiones las brujas y que después salen a chupar la sangre de los niños pequeños, principalmente de aquellos que no están bautizados. También se cuenta de un jinete vestido de negro, con botonadura de oro, que se aparece en algunos caminos, sobre un caballo negro, de cuyos cascos y cola salen chispas; aseguran que seduce con su riqueza a la gente codiciosa.