martes, 30 de julio de 2013

Antigua leyenda sobre una Selkie

Cuenta una leyenda escocesa que un joven se encontró una vez una pequeña foca cerca de la orilla. Era habitual verlas por aquella zona, y las focas estaban acostumbradas a los hombres, por eso no debe extrañarnos que la foca siguiera durmiendo al sol cuando lo vio acercarse.
El joven era un buen muchacho del pueblo que nunca había hecho daño a nadie, pero contó avergonzado que se sintió cautivado por aquella piel blanca y suave que tenía la foquita. Hechizado como por embrujo, el joven se acercó a ella y la despellejó. Media hora tardó el joven de salir de su letargo.

Se asustó al ver las manos llenas de sangre y sintió asco de si mismo cuando descubrió aquella piel blanca guardada en su mochila. "" ¿La habré matado yo?"", se preguntaba, ""¿he sido yo su asesino?"", pero por más que lo intentaba, no lograba recordar nada.
No sabía el muchacho que no había despellejado a una foca cualquiera, sino que se trataba de una Selkie, una raza de seres-foca que pueden adoptar forma humana para caminar por la orilla.
Quitarle la piel a un Selkie puede ser muy peligroso, pero también es difícil que un Selkie muera solo por eso, pues ellas se la quitan a su antojo. Llevado por los remordimientos, el hombre siguió el reguero de sangre hasta encontrar a su víctima. La encontró entre unas rocas, escondida, llorando desconsolada. Arrepentido, el joven le devolvió la piel y escapó rápidamente.
Poco tiempo después la Selkie salió de su escondrijo, se puso la piel y desapareció bajo el agua.

miércoles, 10 de julio de 2013

La hacienda maldita

La hacienda maldita se ubica en el interior de México donde la leyenda afirma que se halla la entrada al infierno y que el mismo Satanás suele visitarla cada cierto tiempo. Existen dos versiones sobre el tema: una de ellas afirma que se trata de la maldición de una pareja de brujos cuya hija fue ultrajada por el dueño de la hacienda en tanto que la otra es más increíble.
El dueño de la finca trataba muy mal a sus empleados y ni siquiera les pagaba el sueldo por lo que se produjo una revuelta que terminó cuando los trabajadores lincharon al propietario hasta causarle la muerte. Eso creyeron todos hasta que observaron con sorpresa que entre sus pantalones salía una cola gruesa como la del mismo diablo….
Sea cual sea la historia, quien ingresa allí oye ruidos y murmullos infernales así como la tremenda sensación de ser observado y perseguido. En ese sitio también se realizaron rituales satánicos por lo que los vecinos del sector debían custodiar la entrada al cementerio para evitar el robo de cadáveres para la realización de tan macabros ritos.
En la hacienda hay una leyenda en ingles que le da la bienvenida a Lucifer y una estrella de 5 picos, síntoma inequívoco del satanismo realizado en ese sitio.