sábado, 29 de enero de 2011

El bebé feo

Esto sucedió en la ciudad de Chihuahua, México , cuentan que hace unos años, en la sección de maternidad de uno de los hospitales del Seguro Social de la ciudad, nació un niño, cuya madre murió en el momento del parto y que no tenía ningún otro familiar, este niño, cuenta la historia, era sumamente feo, tan feo que en todo el hospital las enfermeras no dejaban de hablar de lo horrible que era y todas se tomaban algunos minutos para ir a verlo, el caso es que en un momento, cuando había reunidas varias enfermeras junto a él, comentando lo feo que era, el niño abrió los ojos, y viéndolas fijamente a todos, abrió la boca y con una voz que las llenó a todas de terror, dijo: "Más feo está el mundo, y se va a acabar", y dicho esto, murió.

lunes, 24 de enero de 2011

La historia del Faro de Sevilla

En la ciudad de Sevilla hace tiempo un medium dijo al pueblo que el Demonio iba a inundar la ciudad y que el mar llegaría a Sevilla así que el pueblo decició construir un faro para que los barcos no chocasen.
Al tenerlo construido una familia empezó a vivir allí para cuidar el faro, la familia estaba formada por un matrimonio y sus 5 hijos.
Una noche los padres oyeron un grito que venía de la habitación de sus hijos; lo que fue sorprendente que al llegar vieron a todos sus hijos menos a la hija mayor durmiendo. La buscaron por toda la casa y no la encontraron pero al asomarse a la ventana vieron que su hija estaba en el suelo muerta pues se había tirado por la ventana.

Pasaron 2 ó 3 años del trágico accidente hasta que otra noche oyeron de nuevo un grito que provenía de nuevo de la habitación. Al entrar se encontraron a su hija pequeña esparcida en trozos literalmente por toda la habitación que estaba llena de sangre.

Después de todo lo ocurrido trataron el tema de irse de la casa del faro pero decidieron no irse y el Ayuntamiento puso una guardería en la puerta.

Según pasaban los años iban muriendo más miembros de la familia hasta que sólo quedaron el hijo mediano, Ricardo, una hija de cuyo nombre no me acuerdo y los padres.

Cuando parecía que la situación se tranquilizaba la noche de San Juan la familia estaba durmiendo cuando de repente se oyó otro grito, pero la diferencia es que esta vez el grito provenía de fuera y cuando el padre se asomó vio en la punta de la lanza del faro atravesada a su hija y la madre al no soportar ya tanto dolor se suicidó, pero muchos dicen que no fue por voluntad propia.

El padre y Ricardo se quedaron en la casa. Aun después de todo lo sucedido consideraban su hogar. Cuando Ricardo tenía 17 años entró en un coma y su padre muy apenado no se separó de él ni para comer.

Cuando una noche se fue a por un vaso de agua a la cocina y oyó a toda su familia hablando en la cocina, riéndose y hablando entonces el padre vio un cuadro en la pared de toda la familia en la cual faltaba Ricardo y se le escapó una lágrima que quedó reflejada en el cuadro.

En ese mismo momento Ricardo despertó del coma y su padre murió.

Resulta que Ricardo no estaba en el cuadro por no ser hijo nada más que de su madre.

El Faro de Sevilla es la Torre del Oro y mucha gente piensa que fue una venganza del diablo por retarle al construir el faro.

domingo, 16 de enero de 2011

El asesino del asiento trasero

Una noche, una mujer salió de copas con sus amigas. Salió de la barra bastante tarde en la noche, entró en el coche y comenzo a conducir por la carretera desierta camino a casa. Después de algunos kilómetros, se dio cuenta que el auto tenia poca gasolina y se detuvo en una estación cercana.

Al entablar conversacion con el empleado se asustó por el extraño comportamiento del mismo, quien trataba de convencerla de dejar el coche y seguirlo hasta su oficina. Ella se negó y se marchó tan rápido como pudo.

Mientras conducía, al mirar a su espejo retrovisor se dio cuenta de que un auto, con las luces altas se acercaba rápidamente. A medida que el coche se detuvo detrás de ella, peligrosamente cerca de su baul las luces la cegaron.
Ahora si se estaba poniendo nerviosa. El coche detrás de ella apagaba las luces y las encendia simultaneamente y el conductor parecía estar gritando y haciendo señas con las manos.
A través de cada semáforo y curva, el conductor del auto misterioso la siguió hasta que llegó a casa y se detuvo en la entrada. Aterrorizada, corrio desesperadamente a su casa y llamó a la policía. Mientras corría desde el coche, El conductor del vehículo la perseguia gritándole, "¡Cierra la puerta y llama a la policía!"

Cuando la policía llegó la horrible verdad finalmente fue revelada. El hombre en el coche había estado tratando de salvarla. Cuando se detuvo detrás de la joven y sus faros iluminaron el coche, vio la silueta de un hombre con un hacha elevandose desde el asiento trasero, por lo que encendio su luces altas para advertirle.
La policía detuvo al asesino del asiento trasero que resultó ser un enfermo mental fugado. Esa fue una noche terrible y ella supo entonces que salvo su vida milagrosamente.