domingo, 24 de octubre de 2010

La rubia de Kennedy

En las noches, se cuenta que en plena av. Kennedy, en Santiago de Chile, una hermosa rubia hace parar a los taxistas. Ellos la llevan alrededor de dos kilómetros, y cuando miran por el espejo retrovisor para conversar, ella no está.

Ha causado crisis en algunos tiempos, que es cuando todos la ven, pero la leyenda cuenta que ella era una alemana de principios de siglo, que vivía en el sur del país y que consumida por una gran pasión hacia su propio hermano, lo esperó una tarde en el bosque. Quien acudió a aquella cita no fue su hermano, sino el Trauco, personaje mitológico de gran fealdad que viola a las mujeres solteras dejándolas embarazadas. Como ella se resistía a la violación, él y sus secuaces la mataron, pero su espíritu sigue en busca de quienes acabaron tan vilmente con su vida.

La “Rubia de Kennedy” sería la versión chilena de la leyenda del Autoestopista fantasma, siendo una de las leyendas de origen contemporáneo más conocidas en Chile.
La historia de la leyenda urbana comenzó en 1979, cuando varios automovilistas informaron sobre una hermosa joven rubia de vestido blanco y largo que recogieron en la Avenida Kennedy. Cuando los conductores comenzaban a acelerar, la mujer pedía a los automovilistas que no fueran tan rápido y luego se desvanecía.

Posteriormente, la investigación periodística de los hechos apuntó a una mujer llamada Marta Infante, que respondería a la descripción de los testigos, y quien en 1978 había fallecido en un accidente automovilístico.

Esta leyenda urbana dio origen a la película chilena La rubia de Kennedy.

lunes, 18 de octubre de 2010

Tita Gómez

Pasaron los años y terminó la guerra, pero su amado esposo no llegó, se había quedado sola y con un hijo de edad ya adolescente y de gran parecido a su padre. Tita al verlo recordaba a su amado y muchas tardes lloraba desconsolada. Sin trabajo y prácticamente sin dinero, su situación era crítica. Aún así, esperaba a su esposo y no aceptaba su muerte, hasta tal punto que su cabeza empezó a inventar imaginarias historias en las que veía a su marido con otras mujeres, era por eso por lo que no regresaba a casa; ella creía que la había dejado por otras. Tita empezó a guardar rencor y odio sin sentido, poco a poco se iba volviendo cada vez más y más loca. Un buen día su hijo regresó del colegio: - Hola mamá, ya he llegado, ¿dónde estás? Tita en ese momento salió de su cuarto, tenía la mirada llena de rencor y odio. Su hijo confundido le decía: - ¿Qué, no tienes ganas de verme? Pero Tita no hacía más que mirarle fijamente, y con lágrimas en los ojos le dijo: - Amor, ¿por qué me has hecho esto?. Yo te espero aquí desesperada todos los días para que tú me llegues con esto. ¡Claro! ¡como tus mujeres ya te dejaron ahora vienes a consolarte conmigo! pero ya no aguanto más, ya se acabó, ¡PÚDRETE MALDITO, MUERTE! La locura hizo atravesar con un cuchillo el vientre de su querido hijo, lo que verdaderamente quería y lo único que tenía, mientras gritaba: - MUERTETE, MUERTETE!! Una puñalada detrás de otra. tenía que vaciar todo el rencor. La sangre corría por toda la habitación y su rostro, su rostro estaba impregnado de la sangre de su sangre. El chico sólo gritaba y con las pocas fuerzas que le quedaban le decía: - MAMÁ, ¿POR QUÉ?, ¿QUÉ TE HICE?, YO TE QUIERO!! Hasta que Tita se cansó y dejó caer sobre el suelo el cuerpo sin vida de su hijo mientras, ella de rodillas decía: - QUÉ HE HECHO, TÚ NO ERES MARTIN, ERES MI HIJO!!! Y un grito de desesperación salió de su garganta. Pero Tita no estaba curada después de lo hecho, todo lo contrario. En el transcurso de unas horas volvió de nuevo su locura y decidió enterrar a su hijo detrás de su casa y ocultar el horrible crimen, pero al salir unos vecinos la vieron con la cara llena de sangre y con un bulto envuelto en sábanas. Tita, en su locura, les ignoró y al jalarlo, una mano llena de sangre se dejó ver; los vecinos descubrieron el cadáver su hijo completamente desgarrado y deforme. Todos se enteraron y el vecindario entero estaba allí, juzgándola, ella sólo alcanzaba a decir: - SOY INOCENTE, ÉL TUVO LA CULPA, SE LO MERECÍA!! Pero de entre la multitud se escuchó el grito de un señor: - Tita Gómez es una asesina, se atrevió a matar a su propio hijo para quitarse un gasto de encima!! Entonces todos empezaron a gritar: - ASESINA, ASESINA!!! Y mientras Tita trataba de defenderse de un niño, tomó una roca y se la lanzó. Todos empezaron a arrojarle piedras, mientras ella gritaba de dolor, y ahogada en su propia sangre, decía: - SOY INOCENTE, SOY INOCENTEEE!!! Desesperada siguió gritando y gritando hasta que ya no pudo más y cayó muerta. Se hizo el silencio y entre la multitud algunos hombres se la llevaron a la cima de la montaña, donde cavaron un profundo hoyo y tiraron a Tita, cubrieron la tumba con una enorme roca que simbolizaba su muerte. A su hijo, como fue tan querido, lo velaron con honores y le hicieron una linda tumba junto a sus seres más queridos. El alma de Tita Gómez no pudo ni puede descansar en paz. Han pasado muchos años desde ese horrible suceso y hasta la actualidad, se dice que en las tardes casi al anochecer, se escucha el llanto de espera a su amado y lo culpa por su hijo muerto. Su tumba se encuentra al lado de una gran barranco y para poder cruzar hay que atravesarlo por un caminito de tierra. Antes de pasar hay que tomar una piedra y arrojarla hacia la tumba, porque, si no se hace, cuando pases por la tumba...quien recibirá la piedra serás TÚ!!!

lunes, 11 de octubre de 2010

¿Quién está debajo de la cuna?

Era una familia de solo tres integrantes, cuya única hija sufría de ceguera, como único amigo tenia un perro y este perro lo criaron desde cachorro era el entretenimiento de la pequeña la ayudaba a mantenerse ocupada en la casona donde vivía, que por cierto era una de esas casas antiguas en el centro de lima, muy oscuras y tenebrosas.

Siempre ella se quedaba dormida acariciando a su perro que también descansaba debajo de su cuna, cuando ella se despertaba por las noches por un mal sueño o por frío siempre bajaba su mano y acariciaba a su perro para sentirse más tranquila... también su perro cuando sentía lo mismo emitía sonidos muy suaves para que la niña lo acaricie.

Una noche de halloween ella quería salir a pedir caramelos, pero los padres se opusieron por el estado en el que ella sufría por su enfermedad,

Ella subió al cuarto y cerro la puerta muy molesta y maldijo al cielo por haber nacido ciega,

Esa noche sus padres tenían una reunión con algunos amigos y se quedarían acompañándolos hasta una hora prudente para después descansar.

La niña media adormecida por el sueño, escucho que su perro la llamaba debajo de la cuna, ella bajo el brazo para acariciar a su perro, lo sintió y sintió que estaba acomodandose dando quejidos pequeños pero poco comunes y siguió descansando.

A la mañana siguiente los padres entraron al cuarto y en el espejo de su cuarto encontraron pintado con sangre, sabes quien esta debajo de la cuna???

Al volver la mirada encontraron al pobre perro desgarrado y muerto debajo de la cuna.

Nunca hablaron con la niña al respecto, ni se sabe que paso con el animal debajo de la cuna ni quien le hizo eso ???.........

Y tu sabes quien esta debajo de la cuna ????